lunes, 25 de mayo de 2009

Séraphine






Ficha técnica

Dirección: Martin Provost.Países: Francia y Bélgica.Año: 2008.Duración: 125 min.Género: Biopic, drama.Interpretación: Yolande Moreau (Séraphine), Ulrich Tukur (Wilhem Uhde), Anne Bennent (Anne Marie), Geneviève Mnich (Sra. Duphot), Nico Rogner (Helmut Kolle), Adélaïde Leroux (Minouche), Serge Larivière (Duval), Françoise Lebrun (madre superiora).Guión: Martin Provost y Marc Abdelnour.Producción: Miléna Poylo y Gilles Sacuto.Música: Michael Galasso.Fotografía: Laurent Brunet.Montaje: Ludo Troch.Dirección artística: Thierry François.Vestuario: Madeline Fontaine.Estreno en Francia: 1 Octubre 2008.Estreno en España: 8 Mayo 2009

SINOPSIS:

En 1912, el coleccionista alemán Wilhelm Uhde (Ulrich Tukur), uno de los primeros compradores de Picasso y descubridor de Henri Rousseau "El aduanero", alquila un piso en Senlis para dedicarse a escribir y descansar de la vida parisina. La casera le manda una mujer de la limpieza, Séraphine (Yolande Moreau). Algún tiempo después, cenando en casa de la dueña del piso, Wilhelm ve un pequeño cuadro pintado sobre madera. Se sorprende al enterarse de que la autora es la mujer que limpia su casa. Así nace una relación conmovedora e inesperada entre un marchante de vanguardia y una mujer visionaria.

CRITICA

Basada en un personaje real, la película técnicamente está muy bien hecha. Ha obtenido 7 premios Cesar: mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor fotografía, mejor guión original, mejor vestuario y decorado, mejor banda sonora original. El más merecido sin duda es el de mejor actriz, Merece la pena verla en la pantalla grande por esta soberbia actuación de Yolande Moreau. Pero la película tiene ¡ay¡ un gran defecto: la historia de Séraphine es conmovedora pero la manera de contar de Provost ¡No conmueve! Se agradece que no caiga en la lágrima fácil y en el ternurismo pero cuenta desde fuera del personaje y la historia pierde intensidad. El espectador no se mete dentro de Séraphine y la historia lo necesita. Así que las dos horas de película se hacen largas.



TRAILER

6 comentarios:

Lidia dijo...

Hola Cova

Esta vez me ha gustado más tu crítica, aunque te has centrado mucho en la actriz y en la película y poco en Séraphine. ¡Qué dos grandes mujeres! ¡Que bellos espejos en los que mirarse! !Que dos ejemplos a imitar...! ¿Que a tí no te ha conmovido la historia? Pues a mí me ha emocionado profundamente. Has vuelto a pasar por alto al personaje masculino, al marchante que descubrió a Braque, a Picasso y a Rousseau. La película lo "pinta" como un hombre honesto... Pero, ¿No resulta sospechoso que los tres pintores masculinos triunfen y precisamente Seraphine no? También es "extraño" que en la secuencia de la guerra, cuando él y su hermana tienen que salir por pies de Francia, se lleven el cuadro de "el aduanero" pero ninguno de Seraphine. Y en cuanto terminó la guerra, ¿Por qué no intentó buscarla? Creo que sería interesante encontrar respuesta a estas preguntas... ¡Ah! Y una cosa respecto a los otros personajes femeninos: Algunas de nosotras pueden ser nuestras peores enemigas.

Eukeni dijo...

Bueno parece que la película entonces no es tan mala. ¿tendremos que verla? No se si Lidia es capaz de recomendarla.

Lidia dijo...

Si. La recomiendo. Aunque estoy de acuerdo con Cova en que se puede hacer un poco larga. A mi me ha gustado mucho

vladimir dijo...

Si estáis hartos de americanadas, acción y efectos especiales, no le hagais caso a la compañera e ir a ver ´”Seraphine”. En esta película se cuenta una historia real, basada en la vida de una pintora real, una humilde fregona, el peldaño más bajo de la sociedad, los más explotados. Es una lástima que la peli no nos cuente su infancia, cuando la pobre huérfana cayó en las garras de unas monjas de clausura que la hacían trabajar para ellas y la inculcaron la superstición de la que ya nunca pudo librarse. La encontramos ya trabajando para una señora burguesa que la paga cuatro perras y la tiene por tonta. Pero Seraphine es una artista, una artista del pueblo, sin estudios, sin vanidad, pura vocación y amor a la naturaleza. Aparece un avispado marchante que, cómo no, se convierte en su nuevo explotador. Tanta humillación e incomprensión recibida por parte de una sociedad egoísta y clasista, sólo puede conducirle a un trágico final.

Marcelino dijo...

Vladimir no te dejes arrastrar por tus prejuicios anticlericales que te llevan incluso a imaginar la maldad de unas monjas de clausura que, como tu mismo reconoces, ni aparecen en la película.
Lo que sí se ve con mucha claridad en esta maravillosa película es que fueron las religiosas las únicas que dieron cariño, cobijo y comprensión a la pobre huérfana, un ser inocente y frágil, como los animalitos de Dios del santo de Asis. Y la fe, esa luz interior, será lo que sostenga a Seraphine en su triste vida y la que inspirará su arte.
Por otra parte ¿cómo seguir negando a estas alturas, se sea creyente o no, que la asistencia social de la Iglesia fue, es y será impagable? Las modernas ONG pasan, vienen y se van, los misioneros y las monjas permanecen.
Vladimir no busques anticlericalismo en una película donde no lo hay. Si quieres divertirte con ese añejo y obtuso deporte de los comecuras, te recomiendo “L´âge d´or” de Buñuel, ese señor que tanto se reía mientras fusilaban a cientos de religiosos. Ah, y te ruego que no confundas fe y superstición.

vladimir dijo...

No lo confundo, Marcelino.
Superstición es creer que los zombies son muertos resucitados
Fe es creer que Lázaro y Jesús estaban muertos pero resucitaron.
Olé tus cojones.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados