sábado, 1 de agosto de 2009

DOCUMENTAL: EL ABOGADO DEL TERROR


Dirección: Barbet Schroeder.
País: Francia.
Año: 2007.
Duración: 135 min.
Género: Documental.
Producción: Rita Dagher.
Música: Jorge Arriagada.
Fotografía: Caroline Champetier y Jean-Luc Perréard.
Montaje: Nelly Quettier.
Estreno en Francia: 6 Junio 2007.
Estreno en España: 17 Octubre 2008.

SINOPSIS
¿Comunista, anticolonialista, extremista de derechas? ¿Qué convicciones morales tiene Jacques Vergès? Barbet Schroeder nos conduce por los senderos más oscuros de la historia en un intento de iluminar el misterio que se esconde tras esta enigmática figura. Durante la guerra de Argelia, Vergès era un joven abogado que abrazó la causa anticolonialista, defendió a Djamila Bouhired, logró su libertad, se casó con ella y tuvieron dos hijos. De repente, cuando estaba en la cima de su notable carrera, desapareció sin dejar rastro durante ocho años. Cuando retornó de su misteriosa ausencia, se encargó de la defensa de terroristas de todo tipo, desde Magdalena Kopp a Anis Naccache, pasando por Carlos 'el Chacal', y representó a monstruos como el teniente nazi Klaus Barbie.

CRÍTICA
Muy buen documental que no acaba de responder plenamente a las preguntas que sugiere la sinopsis ni a algunas más: Durante su desaparición ¿Colaboró con el régimen de Pol Pot? ¿Trabajo para algún Servicio Secreto? ¿O tal vez se dedico a colaborar/conspirar/ a favor de la causa palestina? A su vuelta a la vida pública, sus "ideales" parece que ya no fueron los mismos. Su defensa del nazi Klaus Barbie fue su ajuste de cuentas personal con Francia y su política colonialista. También está bastante claro que las ajusta con Carlos "el Chacal" que actualmente cumple una condena a cadena perpetua en Francia. Al final, junto con los créditos, se nombran a unos cuantos dictadores africanos a los que supuestamente representó pero no se da ninguna razón de por qué lo hizo. ¿Por dinero? ¿Por amistad? ¿Por que creía en ellos? ¿Por cinismo? ¿Por vanidad? Hay que ver el documental sin prejuicios, porque el personaje nos seduce con su actuación, con sus confidencias a medias, su enooorme puro y su sonrisa de abogado tunante. Ya no está en cines, pero conviene no perdérselo.


4 comentarios:

Eukeni dijo...

Pero ¿es verdad que existe un terrosrista llamado Carlos ("El chacal") o es simplemente un mito?
Tengo que ver este documental como sea.

Cova dijo...

Si, si existe. Está cumpliendo condena en Francia.

Cova dijo...

En cualquier caso, nada tiene que ver el verdadero Carlos "el Chacal" con las dos películas "El Chacal" (1973 y 1997). Hay una que se titula "Caza al terrorista" también de 1997, con Aidan Quinn, Donald Sutherland y Ben Kingsley que se ajusta algo más al personaje. Pero en cualquier caso, la leyenda son las películas, no Carlos. En Wikipedia sin ir más lejos está su biografía.

vladimir dijo...

“El abogado del terror” es un excelente documental. Hay muchos documentales biográficos y distintas formas de buscar un personaje que merezca ser biografiado. Schroeder escoje la mejor, como si le hubiera aconsejado Wilder: “Olvídate de hombres importantes y famosos. Busca un buen protagonista vivo, como si rodases una ficción”. Más o menos lo que hizo Welles con Elmir de Hory en su extraordinario “Fake”. Jacques Vergés, el abogado de terroristas, dictadores y nazis, sin duda lo es. Nos fascina desde el principio y seguimos su peripecia vital de escurridizo y brillante abogado sin perder hilo. Los apasionantes acontecimientos en los que se vio envuelto aumentan nuestro interés. Fueron décadas de rebeldía y lucha, con luces y sombras, sangre, idealismo y oscuros intereses. Como suele suceder con muchos “malos” de película al final simpatizamos con Vergés. Envuelto en misterio y el humo de sus puros este hombre de rasgos orientales, pero muy francés, no nos dice toda la verdad, calla, pero dice mucho y entre ese mucho, algunas verdades muy incómodas sobre el poder.
Aunque cabe decir que Shroeder se queda un peldaño por debajo de Welles. Mientras Orson aprovecha la historia del falsificador Elmir de Hory para reflexionar sobre la autoría en el arte, Schroeder no aprovecha a Vergés para poner sobre la mesa qué es el terrorismo, cuáles son las relaciones entre ética y abogacía y si las causas nobles justifican el bombazo indiscriminado.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados