domingo, 20 de septiembre de 2009

AGALLAS



FICHA TÉCNICA

Título original: Agallas

Nacionalidad: España

Año: 2009

Duración: 99 minutos

Género: Thriller

Color

Fecha de estreno: 4/9/2009

Directores: Andrés Luque, Samuel Martín Mateos

Guión: Javier Echániz y Juan Antonio Gil Bengoa

Intérpretes: Carmelo Gómez, Hugo Silva, Carlos Sante, Rula Blanco, Tomás Lijó, Yoima Valdés

Música: Xabi Font y Arturo Vaquero

Fotografía: Juan Carlos Gómez

Montaje: Guillermo Represa


ARGUMENTO

Sebastián, un delincuente de poca monta, recién salido de prisión, decide buscar empleo en una pequeña empresa de Galicia. Pero no por vocación, desde luego, sino porque algo le dice que el dueño de la empresa, Regueira, no se ha pagado el Jaguar con cangrejos. Mediante una astucia, se hace amigo de un encargado, Raúl, y consigue que le contraten. Regueira se lo cree sólo a medias, pero comprueba muy rápidamente que aquel joven de dientes mellados tiene agallas y decide convertirlo en su ayudante. Poco a poco, Sebas cambia de aspecto, se gana ropa nueva, nuevos dientes y sobre todo la confianza de su jefe. Parecerá haber llegado a la cumbre o casi. Pero, Sebastián, tan listo y despiadado, ignora que forma parte de un juego que le supera.


LA CRÍTICA (REPELENTE Y VIPERINA)

NO TE PUEDES FIAR DE NADIE por Vladimir Eisenstein

La peripecia de un joven y ambicioso delincuente que ingresa en una organización (criminal o no) y procura arrimarse al jefe para ascender y quizás suplantarle en el futuro, se ha contado ya en numerosas ocasiones. Nada que objetar (¿cuántas veces nos han contado Romeo y Julieta?), pues las aventuras que puede vivir un ser humano son limitadas, pero intemporales. Nos gusta que nos las cuenten una y otra vez. Eso sí, el envoltorio hay que cambiarlo e introducir nuevas anécdotas y enredos para no aburrir.

En “Agallas” la organización es la de un narco gallego y el joven es un “chorizo” de la capital dispuesto a todo. Se necesitan dos actores de peso para estos papeles. Carmelo Gómez está impecable, como esperábamos, en su rol de “padrino” y Hugo Silva borda al macarra de barrio madrileño que, pese a estar fuera de su elemento, sobrevive gracias

al empuje del desesperado que no tiene nada que perder. El reparto, sin embargo, flojea en los secundarios, algo desatendidos por la dirección, excepción hecha de Celso Bugallo.

Los guionistas han estado también a la altura de los protagonistas y nos brindan una trama que no conseguimos anticipar y que nos sorprende en los momentos precisos, ofreciéndonos la moraleja de que no te puedes fiar de nadie y que no hay enemigo pequeño.

Un aspecto muy delicado era el de la ambientación. Las posibilidades de caer en la inverosimilitud o trasplantar modos y maneras americanos a las rías eran grandes. Pues no, estamos en Galicia, sin duda, y Regueira, el narco, es un buscavidas gallego con denominación de origen, menos fanfarrón que los conocidos, pero creíble.

El propósito de los directores debutantes Samuel Martín y Andrés Luque ha sido elaborar una película comercial y entretenida, objetivo que cumplen con creces. Y quizás sea esa falta de pretensiones la que limita la altura de la película, en la que se echa de menos, cierta densidad, algo de atmósfera y dureza. Se ajustan a lo narrativo y descuidan el clímax y las emociones, que nos hubieran gustado más complejas y ambíguas, ya que en este relato predomina la intriga, la doblez de los personajes, sobre la acción. Sin embargo éstos sólo se expresan a través de sus actos y sólo les mueve el dinero. La realización, ni qué decir, también resulta epidérmica, puede que debido a la formación televisiva de los directores.

Pequeños reparos que no empañan en absoluto el disfrute de esta buena película equiparable en su calidad a muchos productos USA que hemos visto protagonizados por De Niro o Pacino. Eso sí, con las limitaciones propias de una producción mucho más modesta y una promoción publicitaria muy inferior. No os la perdáis, hay que ver a Hugo Silva en este “sucio” papel, el final es realmente sorpresivo, ingenioso y humorístico y pasaréis un buen rato.



1 comentarios:

Lidia dijo...

Otra película con exceso de testosterona. Menos mal que la hija de Regueira hace de contrapeso demostrando ser la más lista y que en absoluto es una mujer florero

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados