miércoles, 18 de noviembre de 2009

PARTIR



Dirección: Catherine Corsini.
País: Francia.
Año: 2009.
Duración: 85 min.
Género: Drama.
Interpretación: Kristin Scott Thomas (Suzanne), Sergi López (Iván), Yvan Attal (Samuel), Bernard Blancan (Rémi), Aladin Reibel (Dubreuil), Alexandre Vidal (David), Daisy Broom (Marion), Berta Esquirol (Berta), Gérard Lartigau (Lagache).
Guión: Catherine Corsini; con la colaboración de Gaëlle Macé.
Producción: Fabienne Vonier. Fotografía: Agnès Godard.
Montaje: Simon Jacquet.
Diseño de producción: Laurent Ott.
Vestuario: Anne Schotte.
Distribuidora: Golem.
Estreno en Francia: 12Agosto 2009.
Estreno en España: 13 Noviembre 2009.

ARGUMENTO

Suzanne, de unos 40 años, vive en el sur de Francia con su marido médico y sus hijos. Su cómoda vida le pesa y convence a su marido de que quiere volver a ejercer y abrir una consulta. Durante las obras de la misma, conoce a Iván, el encargado de los trabajos, un hombre que siempre ha vivido a salto de mata y que ha estado en la cárcel. La atracción es mutua, inmediata y violenta. Suzanne decide dejarlo todo para dar rienda suelta a la pasión.




CRÍTICA DESCREíDA

Debo de ser cada vez más atea, porque ninguna de las tres últimas películas que he visto me han resultado verosímilesl. Dice la directora de ésta, Catherine Corsini, que quería contar una historia de amor al estilo de aquellas tragedias clásicas, como Anna Karenina o Madame Bovary. Pero le ha quedado una historia más de Lady Chatterley, folletín que ha envejecido muy, muy mal. La película oscila entre el costumbrismo al que nos tiene habituados el cine francés y el intento de narrar la historia de un "amor fou". Resultado: No crea la atmósfera adecuada que prepare al espectador para la tragedia. Las peleas entre Suzanne (Kristin S. Thomas) y el marido (Yvan Attal) son excesivamente violentas. En realidad todo el comportamiento del marido es también excesivo. Las escenas de sexo (tres) o son frías o falsas en su exageración. Es incomprensible que en estos tiempos los dos amantes no se vayan al otro extremo de Francia o no crucen la frontera, que está a tres horas de coche, a vivir su vida sin que el marido les incordie. Se agradecen las interpretaciones de Sergi López y de Kristin que hacen lo que pueden y salen bien del paso. Es además un deleite ver a una señora al natural, con algún que otro michelín o asomo de celulitis y sin siliconas, aditivos ni conservantes.




1 comentarios:

Eukeni dijo...

Parece que es prescindible o hay alguna opinión contraria.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados