viernes, 5 de febrero de 2010

Up in the air



TÍTULO ORIGINAL - Up in the Air
AÑO - 2009
DURACIÓN - 109 min.
PAÍS - USA
DIRECTOR - Jason Reitman
GUIÓN - Jason Reitman, Sheldon Turner (Novela: Walter Kirn)
MÚSICA - Rolfe Kent
FOTOGRAFÍA - Eric Steelberg
REPARTO - George Clooney, Vera Farmiga, Anna Kendrick, Jason Bateman, Tamala Jones, J.K. Simmons, Danny McBride, Chris Lowell, Zach Galifianakis, Steve Eastin.
PRODUCTORA - Paramount Pictures / Hard C / The Montecito Picture Company
WEB OFICIAL - http://www.theupintheairmovie.com/
PREMIOS Y NOMINACINES - Oscars: 6 nominaciones, incluyendo mejor película 2009;
Globos de Oro: Mejor guión. 6 nominaciones






Comedia. Drama. Comedia dramática /

SINOPSIS: Ryan Bingham (George Clooney) es un experto en despedir a gente, contratado de forma externa por otras empresas para reducir personal. Ryan lleva mucho tiempo contento con su despreocupado estilo de vida, viviendo por toda Norteamérica en aeropuertos, hoteles y coches de alquiler. Puede llevar todo lo que necesita en una maleta con ruedas. Es un miembro mimado y de élite de todos los programas de fidelización de viajeros que existen. Y le falta poco para alcanzar el objetivo de su vida: conseguir una secreta y desorbitada cifra de millas de viajero habitual, que le daría acceso a un restringido y selecto club. Sin embargo Ryan no tiene nada auténtico a lo que aferrarse. Cuando se siente atraído por una atractiva compañera de viaje (Vera Farmiga), otra viajera frecuente, el jefe de Ryan (Jason Bateman), animado por una joven y advenediza experta en eficiencia (Anna Kendrick), amenaza con atarle a un despacho. Enfrentado a la perspectiva, a la vez terrorífica de ser destinado a un puesto fijo, Ryan empieza a meditar sobre lo que puede llegar a significar el tener un hogar de verdad. (FILMAFFINITY)

CRÍTICA (by Eukeni):

“Up in the air” se mueve entre la comedia y el drama intentando contentar a todo el mundo por lo que te deja sin saber muy bien cual es su verdadera intención. Lo mejor de la película es Clooney y la desconocida Anna Kendrick que hacen ambos un papel excepcional. A pesar de ser una buena película, me parece desmesurada tanta nominación.Quizás puede ser hasta un poco “oportunista” o “actual” dependiendo de la lectura que la queramos dar. Alcanza su momento cumbre en la escena del primer “ciberdespido” pero a partir de ahí se hace monótona y previsible. Hecha por y para Clooney, blandita, y cínica, por más que pienso no encuentro la crítica por ningún sitio, al final llegamos a la conclusión de que el cruel ejecutivo, el inmisericorde hijoputa es un pobre hombre y se ha perdido lo mejor de la vida. En resumen, a nivel técnico e interpretativo es una buena película pero la historia es otro anuncio publicitario más a los que nos tienen tan acostumbrados en Hollywood.

TODO EL MUNDO TIENE SU CORAZONCITO

CRÍTICA (by Vladimir):


Jason Reitman es un tipo curioso. Tanto en su anterior película, “Juno”, como en “Up in the Air” plantea un tema social delicado. En “Juno” es el embarazo de una adolescente sin novio que decide no abortar y entregar al recién nacido en adopción. En “Up in the air” es el peculiar trabajo de un “despedidor” profesional, un hombre que viaja de empresa en empresa, por todo el país, encargándose de comunicar en persona a los afectados por una reducción de plantilla que han sido despedidos.
Pues bien, lo curioso de Reitman es que en vez de abordar, como esperamos, los conflictos morales de estos dos protagonistas, los elude o los suaviza hasta convertirlos en mero telón de fondo sobre el que sus personajes se desenvuelven, porque son sus personajes lo único que de verdad le interesa, cómo se relacionan, cómo reaccionan y cómo evolucionan.
El caso de Ryan Bingham (un omnipresente Georges Clooney), el protagonista de “Up in the air”, es paradigmático. En ningún momento se atormenta por su trabajo sucio, es como un torero que no puede comprender a los antitaurinos. Para él lo importante es hacer bien su trabajo, si lo hace bien, el toro sufrirá menos. Entiende los sentimientos de los despedidos, pero hay que hacerlo, eso no se cuestiona. Tampoco se lo cuestiona Reitman al que interesa más el modus vivendi de Ryan, un hombre siempre viajando, un experto en hoteles, maletas, líneas aéreas, teléfonos móviles, agendas, coches de alquiler, pero encantado de vivir así. Libre, en el aire, sin hogar, sin familia, sin esposa, sin compromisos. Y ahí sitúa el foco de interés Reitman: en la crisis de madurez que sufre el protagonista al conocer a Alex, una alter ego femenina que le toca el corazón y le hace plantearse un cambio de vida. Crisis que se acentúa al ver que ya no se valora su artesanal cara a cara y que se avecinan métodos electrónicos de despido más fríos que abaratarán costes.
Reitman se apoya en un extraordinario guión al que quizás no saca suficiente partido. Arranca la película en un tono de comedia a lo hermanos Coen, pero, cómo no, atenuada por el pusilánime director. Son los mejores momentos. Cuando Ryan conoce a Alex, las citas se repiten y ésta accede a ser presentada ante su familia, el fantasma de un final feliz se nos aparece. Tiene encanto el cuento de hadas, porque Reitman se maneja con delicadeza y sin moralina entre los sentimientos, pero nos gustaría otra cosa menos previsible, no un Capra sin azúcar. Por suerte el guión da un brillante giro y se resuelve con un final inesperado y agridulce.
No sé si Clooney era el actor adecuado para este papel y no porque interprete mal, Clooney es buen intérprete y, próximo el fin de sus papeles como galán, puede tener una madurez espléndida, pero afronta con Ryan un personaje complejo psicológicamente y necesitado de inflexiones, cuando a Georges es imposible borrarle su sonrisa, su encanto y su simpatía. Su partenaire (Vera Farmiga) se desempeña también con acierto, aunque añoramos aquel duelo Clooney-Zeta Jones en “Crueldad Intolerable” y al personaje de Alex le falta cierta agresividad. Pero el gran descubrimiento es Anna Kendrick en el papel de Natalie, la jovencita ambiciosa que va a desbancar con sus nuevos métodos al anacrónico “despedidor”. Está extraordinaria y es el personaje que se te queda grabado. Sin duda esta es la mejor virtud de Reitman: su capacidad para recrear personajes femeninos jovencísimos con su frágil y nada previsible psicología, pero con una extraña fuerza interior.
“Up in the air” es una espléndida película sólo limitada por el carácter timorato y acomodaticio de su director para el que nunca pasa nada y las cosas son como son. No necesariamente buenas, pero encantadoras, porque el ser humano es apasionante y todo el mundo tiene su corazoncito.


TRAILER

6 comentarios:

vladimir dijo...

Muy atinada tu crítica Eukeni. A mí no me disgustó tanto o me gustó más que a tí, pero aciertas de lleno en que es una peli indecisa entre la comedia y el drama. No se me hizo previsible y el guión me parece muy bueno, creo que es el tratamiento que le da Reitman lo que diluye la fuerza del texto. Escoger a Clooney para ese papel por ejemplo. Lo hace muy bien, pero es inevitable simpatizar con él.
Lo de inmisericorde hijo de puta es muy exagerado. Lo que pasa es que la peli pasa totalmente del conflicto moral. Es una comedia romántica y psicológica, lo social es sólo un paisaje un telón de fondo que no se aborda. Lo de cruel ejecutivo lo ves tú o te gustaría que estuviese, pero no está. Puede ser criticable, pero es extracinematográfico.
Lo mejor para mí la estupenda Anna Kendrick, la jovencita.
Coincido con tu análisis, son sólo matices. Un Abrazo.

Cova dijo...

¡¡¡Eeeeeeeeeh!!!! A mi Jorgito no le digas esas cosas tan feas.

Marta dijo...

Pues vaya... nos hemos quedado sin trailer...sniff.

Eukeni dijo...

Ya esta publicado un nuevo trailer Marta.

Olga dijo...

Bueno, aunque con un poco de retraso, ahí va mi comentario: coincido con Eukeni y Vladimir en que la intención de la película queda desdibujada por el afán de comntentar al público. La base del argumento, ese espantoso oficio de "despedidor profesional" permitía sacarle más jugo a la película. Me gustó la química entre Clooney y Vera Farmiga apesar de ser muy topicazo el desenlace final entre ellos dos y su reencuentro con la familia, en la que el superjecutivo se reencuentra con la América profunda de donde procede.
Sobre la perenne sonrisa de Clooney, nada que objetar.

Lorenza dijo...

Pues amí si me gusto, el tema social lo deja ahí para que cada uno saque su opinión, ojo a lo que contestan los trabajadores cuando les comunican que "su puesto ya no esta disponible y que recogan sus cosas personales", me parece durisimo, pero a la vez por el matiz romantico y por el galan la hacen simpática.
Otro detalle importante es el papel de Anna Kendrick, una chica brillante con futuro prometedor que sacrifica parte de ese futuro por irse al lado de su novio, aceptando un trabajo poco grato.
Yo la catalogo como drama, pero tiene la habilidad de que salgas con una sonrisa.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados