lunes, 9 de agosto de 2010

VINCERE









Ficha técnica

Título original: Vincere
Año: 2009
Duración: 128 minutos
País: Italia
Género: Biografía, Drama, Historia
Estudio: Vertigo Films
Fecha de estreno España: 11 de Junio 2010
Estados Unidos: 19 de Marzo 2010
Reino Unido: 14 de Mayo 2010

Dirección: Marco Bellocchio.
País: Italia.
Año: 2009.
Duración: 128 min.
Género: Drama.

Interpretación: Filippo Timi (Benito Mussolini), Giovanna Mezzogiorno (Ida Dalser), Michela Cescon (Rachele), Fausto Russo Alesi (Riccardo Paicher), Pier Giorgio Bellocchio (Pietro), Corrado Invernizzi (doctor Cappelletti), Paolo Pierobon (Giulio), Bruno Cariello (juez), Francesca Picozza (Adelina).

Guión: Marco Bellocchio y Daniela Ceselli.
Producción: Mario Gianani.
Música: Carlo Crivelli.
Fotografía: Daniele Ciprì.
Montaje: Francesca Calvelli.
Diseño de producción: Marco Dentici.
Vestuario: Sergio Ballo.
Distribuidora: Vértigo Films.
Estreno en Italia: 20 Mayo 2009.
Estreno en España: 11 Junio 2010.

Sinopsis
Hay un secreto en la vida de Mussolini. Una mujer y un hijo, Benito Albino, que nació, fue reconocido y después negado. El secreto tiene un nombre: Ida Dalser. Es una página oscura de la historia ignorada en la biografía oficial de el Duce. Cuando Ida se encuentra con Mussolini en Milán, éste es editor de Avanti! y un socialista ferviente que planea guiar a las masas hacia un futuro anticlerical, antimonárquico y socialmente emancipado. Ida ya había tenido un fugaz encuentro con él en Trento, y había quedado fascinada. Ella cree realmente en él y en sus ideas. Para financiar Il Popolo d'Italia, un periódico que él ha fundado y núcleo del futuro Partido Fascista, Ida vende todo lo que tiene. Al estallar la Primera Guerra Mundial, Benito Mussolini se alista en el ejército y desaparece. Cuando Ida vuelve a encontrarle está en un hospital militar cuidado por Rachele, con la que se acaba de casar. Ida arremete furiosamente contra su rival, exigiendo sus derechos como verdadera esposa de Mussolini y madre de su hijo. Es expulsada por la fuerza. Durante más de once años, es encerrada en una institución mental (y su hijo en un centro), donde es recluida y torturada, para que no pueda volver a ver a su hijo nunca más. Pero Ida no se rinde sin luchar...

Crítica.
Película-documento que da a conocer un periodo de la vida del dictador italiano Benito Mussolini.

Es la crónica de un desequilibrio, el de Ida Dalser...su desmesurado empeño por ser reconocida como esposa legítima y su desesperación llegando al sacrificio del hijo nacido de esta unión.

La película, en algunos momentos algo confusa, sobretodo al principio, narra esta apasionada historia de amor enmarcada en una Italia igualmente confusa y oscura. El amor y la admiración que Ida profesa por Mussolini en ningún momento son correspondidos. El dictador con su megalómano afán tiene un fin muy claro y ella es sólo un peldaño más en su ascenso a la cima.

Es interesante el acercamiento que Bellocchio hace al personaje de Mussolini intercalando imágenes reales en las que podemos observar al personaje, sus ojos, sus posturas, sus gestos...

Es sobresaliente la actuación de Giovanna Mezzogiorno, el poder que tiene su imagen y como resiste con toda naturalidad largos y comprometidos planos fijos.

Se le podría hacer varios reproches a la película pero el más evidente es que aunque el tiempo pasa ahí no envejece nadie...sólo Benito Albino Mussolini.

En resumen, película trepidante a la manera de collage visual y sonoro, que cuenta la historia no oficial de Ida Dalser y su hijo. Una de las frases finales que dice Ida a un grupo de vecinos que la despiden antes de volver al sanatorio siquiátrico del que se había escapado es "no me olvideis"... para mi una de las secuencias más emocionantes y gracias a Bellocchio se ha conseguido.

2 comentarios:

Eukeni dijo...

Muy buena crítica Marta. Espero que siguas colaborando, ahora mismo me voy a ver la peli.

Marta dijo...

Gracias Eukeni. Me alegro de que te haya animado a ir a verla. :)

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados