jueves, 10 de febrero de 2011

DE DIOSES Y HOMBRES (Xavier Beauvois)



Título original: Des hommes et des dieux
Dirección: Xavier Beauvois
Guión: Xavier Beauvois, Etienne Comar
País: Francia
Género: Drama
Reparto: Adel Bencherif, Jean-Marie Frin, Jacques Herlin, Goran Kostic, Farid Larbi, Philippe Laudenbach, Michael Lonsdale, Xavier Maly, Abdelhafid Metalsi, Sabrina Ouazani, Olivier Perrier, Loïc Pichon, Olivier Rabourdin, Lambert Wilson, Roschdy Zem
Fotografía: Caroline Champetier
Maquillaje: Pierre Olivier Persin
Sonido: Eric Bonnard, Jean-Jacques Ferran, Mathieu Weber
Vestuario: Alice Cambournac
Producción: Pascal Caucheteux, Etienne Comar
Producción ejecutiva: Frantz Richard
Año: 2010
Duración: 120 min.
Distribuidora: Golem

SINOPSIS

Un monasterio en las montañas del Magreb en los años noventa. Un grupo de monjes cistercienses viven en perfecta armonía con la población musulmana. Un grupo de fundamentalistas islámicos asesina a un equipo de trabajadores extranjeros y el pánico se apodera de la región. El ejército ofrece protección a los monjes pero estos la rechazan. ¿Qué deben hacer? ¿Irse? ¿Quedarse? A pesar de la amenaza, se dan cuenta de que no tienen elección. Basada a grandes rasgos en la vida de los monjes de Tibhirine en Argelía, desde el año 1993 hasta su secuestro en 1996



¿DIOSES? ¿QUÉ DIOSES? Por Cova


Si alguien quiere ganarse un trocito de cielo, entre salmos, cánticos y teosofía, con esta película lo tienen asegurado. No es mala la historia, no está mal contada (solo es lenta). Los actores están bárbaros. Y el relato es neutral, con tufillo a alianza de civilizaciones. Que no estoy en contra ni digo que no sea posible con buena voluntad por parte de todos, pero al César lo que es del César y, por poco que nos guste, la realidad es la que es y testaruda. En las situaciones límite las voluntades son aún más frágiles y se tuercen con una y media de pipas, descubriendo nuestra cara más humana, pa bien y pa mal. Colocados los santos varones en la difícil tesitura de largarse por patas o quedarse en el pueblo con su gente, bereber y musulmana, que les quieren y son queridos por los frailes, se les ve vacilar, sudar y dudar durante largo tiempo (In aeternum), hasta que, reunidos en Capítulo, deciden quedarse. Si bien a la hora de la verdad verdadera y definitiva dos de los monjes se escaquean del secuestro. Sin reproches. ¿Quien no habría hecho lo mismo? Mientras tanto, los dioses, calladitos. Ni una señal ni media palabra.Marguerite Yourcenar decía en la introducción a sus “Memorias de Adriano” algo parecido a esto: Hubo un tiempo, mientras los viejos dioses habían muerto y los nuevos estaban aún por llegar, en el que el hombre se encontró solo frente a sí mismo.” Pues eso.

MÁRTIRES NO ILUMINADOS por Vladimir Eisenstein


Puede sonar muy fuerte pero “De dioses y hombres”, la película de Xavier Beauvois aborda el tema del martirio, pues no otra cosa que mártires fueron los siete monjes benedictinos asesinados y decapitados en Argelia en 1996 cuyo caso nos narra. Claro que hay mártires y mártires o formas muy diferentes de vivir el martirio.
En plena montaña del Atlas, un pequeño monasterio del Císter levantado en 1938 convive en armónica simbiosis con la población berebere del pueblo de Tibhirine. Beauvois recrea su cámara en una minuciosa y bella descripción de la vida cotidiana de esta pequeña comunidad entregada a sus disciplinados ritos religiosos, las labores necesarias para su abastecimiento y la ayuda a sus vecinos musulmanes. Los vemos humanos, muy humanos, sin misticismo ni afanes proselitistas. Nada más lejos de su intención que evangelizar. Su espiritualidad la viven sobre todo como una relación personal e individual con Dios. El amor a sus hermanos de la Orden y al prójimo preside sus actos.
La tensión la pone la situación política del país envuelto en una sucia guerra civil entre el gobierno y la guerrilla islámica. Situación a la que, aunque lugareños y monjes quisieran, no pueden permanecer ajenos. La amenaza se va incrementando hasta que se plantea el dilema de abandonar el país o permanecer en el monasterio ocurra lo que ocurra. Hemos visto sus debilidades y no son, por tanto, inmunes al miedo. Finalmente tanto los indecisos como los más resueltos, acaban adoptando la decisión de no marcharse. Por convicción y por no abandonar a sus vecinos. Sin heroísmo, sin ánimo de sacrificio ni ambiciones celestiales, sin iluminación, por consecuencia con su fe y su responsabilidad.
El trazo de Beauvois es exquisito y los retratos humanos que consigue son de una gran veracidad. Emociona y consigue crear belleza. Con sencillez, con una lentitud que puede resultar morosa para el espectador medio, pero con extraordinaria delicadeza y contención. La dolorosa sorpresa nos asalta al final de la película cuando, de repente, en una secuencia el director decide soltarse el pelo y elevar bruscamente el tono de la narración. Abandona la sobriedad y se exalta. Algunos han considerado esta secuencia sublime. A mí me resultó un error tan grueso que me costaba creer lo que estaba viendo.
Organizan los hermanos una Última Cena. La cámara se lanza a una serie de primeros planos emulando al maestro Dreyer de gran dramatismo y elevación. Ni la simbología ni tamaña expresividad son congruentes con el humilde tono narrativo mantenido hasta ese instante. Y suena, ¡oh, no! “El lago de los cisnes”. Dios mío, no puedo imaginar elección más desafortunada. Teniendo en cuenta que poco antes nos hemos enterado de la homosexualidad de uno de los hermanos, me resultó inevitable imaginarle con tutú bailando la elegíaca muerte del cisne que les aguarda a manos de los terroristas. Fue un momento Boris Yzaguirre que me obligó a reprimir la carcajada. Un borrón que sólo puede ser calificado de tremendo. ¡Qué lástima para una película que en muchos momentos roza la excelencia!

3 comentarios:

Eukeni dijo...

Muy buena critíca chic@s.

Ariadna dijo...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento. Estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos

Eukeni dijo...

Muchas gracias Ariadna, por supuesto puede incluir nuestro blog entre sus blogs de entretenimiento.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados