miércoles, 8 de junio de 2011

ROMPECABEZAS (Natalia Smirnoff)



FICHA TÉCNICA
Guión y Dirección: Natalia Smirnoff
Actores: María Onetto, Gabriel Goity, Mirta Wons, Arturo Goetz.
Duración: 87 min
Género: Comedia Dramática
Productor Ejecutivo: Gabriel Pastore
Directora Arte: María Eugenia Sueiro
Directora Fotografía y Cámara: Bárbara Alvarez
Asistente de dirección: Natalia Urruty
Vestuario: Julio Suarez
Director de Sonido: Fernando Soldevilla
Jefa de Producción: Lucía Ries
Montaje: Natacha Valerga
Música Original: Alejandro Franov

SINÓPSIS

Cuenta la histora de María del Carmen, un ama de casa de 50 años de Turdera, suburbio del conurbano bonaerense, que descubre que tiene un don: armar r
ompecabezas. En el camino de alumbramiento conoce a Roberto, un millonario de 60 años que aspira a participar en el torneo mundial de rompecabezas en Alemania. Juntos logran conformar una pareja imbatible de juego.


C R Í T I C A
“UNA CRISÁLIDA ENTRE LOS PUCHEROS” por Vladimir Eisenstein.
Natalia Smirnoff en su primer largometraje se ha planteado un desafío nada fácil: sacar oro de la humilde arena de una historia mínima, introspectiva y cotidiana, en la que apenas hay conflicto y que sólo nos describe una transición, un momento de dolorosa, alegre y vivificante mutación interna de una sacrificada madre y ama de casa, siempre entregada a los demás. No es un modelo de mujer ya muy vigente, al menos en nuestro país, y parece poco atractivo para llevarlo a la pantalla, salvo como parodia. Máxime cuando el primer síntoma de que algo está cambiando en el alma de esa sufrida señora es una repentina y obsesiva afición por los rompecabezas. Sin embargo en esta película no hay parodia, sino realismo, un realismo amable, minucioso y delicado.
Smirnoff supera con notable el desafío, apoyándose en una excelente interpretación de María Onetto que encarna a la protagonista con gran verosimilitud y acento propio. La directora y guionista realiza un trabajo de orfebrería en el que con gran elegancia elude todo momento previsible y esquiva los picos dramáticos. Resuelve todas las situaciones con cariño y sigue con toda precisión el desarrollo de esa María del Carmen que vive en silencio toda una tormenta interior sin salpicar a nadie, consigue evitar el naufragio y elige no ser otra, porque ya se ha demostrado a sí misma que es una triunfadora y no necesita triunfar. Renuncia al cambio como elección, con dolor, pero sin resignación, porque el verdadero éxito es que se ha salvado cuando se estaba ahogando.
Es esta una película que exige un visionado atento, porque todo el juego es subterráneo. Para algunos puede resultar sosa, frustrante, porque nunca estallan los conflictos. Puede dar la sensación de que nada ocurre, incluso de que es conformista, pero para aquellos que disfruten con los vericuetos del corazón de una mujer sencilla, que sepan encontrar oro en el microcosmos de una mesa de cocina y belleza en un puzzle, será un agradable descubrimiento. ¿Podría alcanzar más altura? Sin duda. Un algo de humor y enredo no le hubiera venido mal. Un mayor peso o complejidad en los demás personajes, tampoco, pero Natalia Smirnoff ha optado por sumergirnos en el lago interior de su protagonista y el resto es circunstancia. Opción muy legítima y de la que no sólo sale airosa, sino que la ejecuta de modo admirable.
Trailer de la película en: http://www.youtube.com/watch?v=-ocrZ8hQKkc

2 comentarios:

Eukeni dijo...

Tiene muy buena pinta. Otra para la lista.

Cova dijo...

Soy una de esas a quien la película ha dejado un poco fría,por eso de los conflictos a medias, pero desde luego la interpretación de la protagonista es soberbia.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados