miércoles, 19 de octubre de 2011

Secuestrados



Título original: Secuestrados
Género: Terror, Thriller
Actores: Fernando Cayo, Manuela Vellés, Ana Wagener, Guillermo Barrientes, Britan Biba.
Director: Miguel Ángel Vivas
Guionista: Miguel Ángel Vivas, Javier García
Música: Sergio Moure
Fotografía: Pedro J. Márquez
País: España
Año: 2010
Duración: 85 min.

SINOPSIS

Jaime, Marta y su hija Isa acaban de mudarse a una selecta urbanización de las afueras. Mientras se preparan para celebrar la primera noche en su nueva casa, tres encapuchados irrumpen violentamente en la vivienda con el objetivo de robar y sin importarles el horror que siembren a su paso.

CRÍTICA POR RUBÉN IÑIGUEZ PÉREZ
El cine de terror español está viviendo una nueva etapa dorada, es sin duda uno de los géneros que más está aportando a la taquilla nacional (sin contar el reconocimiento fuera de nuestras fronteras) e incluso hay cineastas que están dirigiendo en EEUU (Jaume Collet Serra o Luis Berdejo, por ejemplo). “Secuestrados” es otra muestra de este buen momento. No se trata de un entretenimiento sin más, sino más bien de un ejercicio de realización bastante más complejo de lo que aparentemente parece.
Muchos no han podido resistirse en afirmar que se trata de la “Funny Games española”, pero sin negar la influencia de la cinta de Michael Haneke (incluso hay algún plano y situación que recuerda, siendo realmente más un guiño que un copia pega), “Secuestrados” tiene bastantes puntos que la diferencia. Intenta lograr una sensación de agobio (muy lograda, gracias a su sobresaliente uso de la cámara formado sobretodo por planos-secuencias) para convertirse en una historia de terror, a diferencia del film austriaco que da mucho más peso a los malos para mostrar una atmósfera de locura y queriendo alejarse del género de terror. También digamos que las diferencia las pretensiones y a que público va dirigida, aunque ninguna de las dos precisamente se corten en mostrar nada.
Dejando ya las comparaciones, nos centramos en su apartado técnico. La dirección de Miguel Ángel Vivas es sencillamente de notable alto, su excepcional uso del plano-secuencia (como he comentado antes) es una muestra de saber hacer, rompiendo con los moldes de un cine de terror actual a reventar de mucho movimiento mareante sin sentido y justificación. Aun mostrando la obviedad de ciertos momentos en los que intuyes que algo va a ocurrir, es capaz de darte un pequeño sobresalto o angustiarte con sus retorcidas situaciones y todo eso sin usar apenas música inquietante para darle un mayor peso a un logrado sonido. No obstante a este propósito ayuda también el buen trabajo de sus actores, en especial Manuela Vellés y Fernando Cayo.
Sin duda alguna me atrevo a afirmar que se trata de una de las mejores películas españolas de este pasado año. Una perla escondida que merece la pena ver, si quieres pasar un buen “mal rato”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados