lunes, 5 de diciembre de 2011

MELANCOLÍA (Lars von Trier)


Título original: Melancholia.
Dirección y guion: Lars von Trier.
Año: 2011.
Género: Drama, ciencia-ficción.
Fotografía: Manuel Alberto Claro.
Montaje: Molly M. Stensgaard.
Vestuario: Manon Rasmussen.
Interpretación: Kirsten Dunst (Justine), Charlotte Gainsbourg (Claire), Kiefer Sutherland (John),Charlotte Rampling (Gaby), John Hurt (Dexter), Alexander Skarsgård (Michael), Stellan Skarsgård (Jack).
Producción:Louise Vesth y Meta Louise Foldager.
Diseño de producción: Jette Lehmann.
Duración: 139 min.
Distribuidora: Golem.
Estreno en Dinamarca: 26 Mayo 2011.
Estreno en España: 4 Noviembre 2011.
No recomendada para menores de 7 años

SINOPSIS

Justine y Michael van a ser los protagonistas de una suntuosa ceremonia en casa de la hermana de Justine y su cuñado. El motivo es la boda de Justine y Michel. Los invitados esperan impacientes. Pero el mundo de Justine está en crisis permanente y no parece haber nada que pueda hacerla feliz. Mientras el mundo de Justine se derrumba, el planeta Melancolía avanza hacia la tierra y amenaza con chocar irremediablemente con ella.



EL APOCALIPSIS SEGÚN VON TRIER (por Cova)

Si pudiera elegir, me quedaría con esta visión del fin del mundo antes que con la de San Juan. Un planeta cual gigantesco come-cocos que devora al nuestro. Rápido y limpio. Vale que los momentos previos viendo la que se avecina pueden ser terroríficos, como demuestra la película, aunque ya deberíamos estar bien entrenados ¿O no?

Parece que este director ha renunciado definitivamente a su Dogma. Es que evolucionar tiene estas cosas. Pueden llamarme pureta si gustan, pero yo echo de menos aquella fotografía sin más, sin apenas efectos especiales, aquella iluminación cuasi natural, aquella escenografía escueta (Por favor, por favor... ¡¡Que vuelvan Dogville y Manderlay!!) y aquellas historias intensas, aquellos personajes que se comían la pantalla, como en “Rompiendo las olas”, “Bailando en la oscuridad” o incluso en “Anticristo”. Ahora Von Trier combina unos personajes mucho más comedidos con una imagen más espectacular (¡¡Ay!! Cuanto daño está haciendo el Discovery Channel!!).

Ojo, que la interpretación de Kristen Dunst, Charlotte Gainsbourg y Kiefer Shuterland son estupendas. Aun así, yo no he podido evitar dar unas cuantas cabezadas.

Parece ser que nuestra Pe le echó un pulso, según palabras del propio director. Quería ser la protagonista pero quería otra película. ¡¡Menos mal que perdió!!.

La película ha sido elegida mejor película europea de 2011. Ya sabemos que a los expertos les gusta la provocación en su justa medida y en abundancia lo políticamente correcto. Incluso en estos tiempos de crisis y sobresaltos. ¡¡En fin!! A lo mejor todo es culpa de haber tenido un día tonto.


“MUJERES ATEMORIZADAS” por Vladimir Eisenstein
Se serena Von Trier tras el paroxismo de “Anticristo” y en su nueva película, “Melancolía”, sólo aborda el fin del mundo. Perdón si suena a sarcasmo, pero ya el contraste de los títulos indica el cambio de tono. “Melancolía” es más equilibrada que su antecesora y menos provocativa, mejor acabada, pero también menos apasionante. “Anticristo” podía indignar, “Melancolía” sólo aburrir. No es mi caso, dada mi afinidad con este director, pero no pretendo que otros la compartan, debido a su deriva hacia un cine cada vez más personal y psiquiátrico que no facilita el acceso.
El miedo es el protagonista de “Melancolía”. El miedo que devora las entrañas de dos hermanas, Justine y Claire. Tras un bello e impactante prólogo, en la primera parte de esta película asistimos a la boda de Justine. Tengo mis dudas sobre si Kirsten Dunst era la actriz adecuada para este difícil papel de una novia que se comporta erráticamente. Sin antecedentes que nos pongan sobre aviso y sin los matices de interpretación exigibles, nos conformamos durante buen rato con pensar que simplemente sufre miedo escénico o pánico a casarse. Tarde nos llega la conclusión de que sufre una depresión bastante más severa. Dudo también si la elección de la cámara en la mano es la solución adecuada para una boda tan solemne y orquestada en la que la díscola novia debería ser sólo el contrapunto de tanta rigidez. Por suerte las subtramas y los secundarios brillantes mantienen nuestro interés.
Y en la segunda parte nos aguarda la inmensa Charlotte Gainsbourg que con su expresividad y una motivación más concreta: el miedo a la muerte de los seres queridos, nos sumerge fascinados en el luctuoso ritmo de la cuenta atrás hacia el fin del mundo. Destacable también un sorprendente Kiefer Sutherland. La cámara y la ya exnovia también se tranquilizan y la película alcanza sus mejores momentos. Quizás no llegue a emocionar o a conseguir la atmósfera requerida, pero todo fluye con la pasmosa maestría de un gran realizador.
Aunque muy distinta, en “Melancolía” se muestra la misma relación hombre-mujer que en “Anticristo”. Ellos son abnegados, incluso amables y esforzada y patéticamente racionales. Ellas están locas o dominadas por la emotividad, pero tienen una verdad profunda que ellos ignoran: saben que la Naturaleza es inhumana, porque son Naturaleza. Y todos somos animales indefensos y atemorizados.
Conclusión: Entre rubias (Kidman-Dunst) y expresivas (Emily Watson-Gainsbourg) Von Trier debería elegir a las segundas. También debería aceptar que no es Bergman y no intentar sondear los abismos del alma, se desenvuelve mejor en lo social.


2 comentarios:

noor dijo...

Pak job Ads and advertisements for Karachi,Lahore,Quetta,Peshawar,Multan,Hyderabad,Rawalpindi,Islamabad and http://allpkjobz.blogspot.com all cities of Pakistan.

Eukeni dijo...

La critica de Vladimir es mucho más acertada. El miedo es el centro de la grabación, la segunda parte esta perfecta. Se hace un poco lenta en principio y desconcertante si no sabes de que va la gaita.Es otra forma de hacer cine. Lo que más me llamo la atención es como se queda la sala después del desenlace, increíblemente callada y quieta hasta que la gente reacciono.

Muy aconsejable, pero es verdad que el director es algo especial.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados