viernes, 2 de diciembre de 2011

UN DIOS SALVAJE

FICHA TÉCNICA
Título original: "Carnage".
Dirección: Roman Polanski.
Intérpretes: Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz y John C. Reilly.
Guión: Yasmina Reza y Roman Polanski.
Música: Alexandre Desplat.
Montaje: Hervé de Luze.
Fotografía: Pawel Edelman.
Duración: 79 minutos.
Producción: Saïd Ben Saïd.

SINOPSIS:
Adaptación de la obra teatral homónima de la autora francesa Yasmina Reza. Ha sido rodada en Europa, pero la historia se desarrolla en Nueva York. En la obra original, los protagonistas son dos matrimonios que se reúnen, en principio de manera civilizada, para hablar de la reciente pelea que han tenido sus hijos en un parque. Pero el encuentro se complicará hasta límites insospechados.


C R Í T I C A

“TEATRO FILMADO” por Vladimir Eisenstein

Aunque muchas veces se utiliza el término “teatro filmado” para calificar despectivamente a algunas películas, la realidad es que, en sus orígenes, el cine era poco más que eso (ver “Nickelodeon” de Bogdanovich) y no son pocas las películas excelentes que se atienen a la unidad de espacio teatral o que adaptan casi al pie de la letra obras teatrales. Recordemos “La soga” de Hitchcock o “La huella” de Mankiewicz, por ejemplo. Usar alegremente el adjetivo “teatral” como arma crítica suele indicar por tanto desprecio por el teatro en sí y de todo cine que se aproxime a él independientemente de su calidad. Sin embargo sí es cierto, en esta ocasión, que “Un dios salvaje” de Roman Polanski resulta “teatral” en el mal sentido de la palabra.

Se debe ello, sobre todo, a la dirección de actores. Nada se puede objetar al reparto de lujo que reúne esta película, pero interpretan todos con un histrionismo conveniente sobre las tablas, pero innecesario cuando el primer plano ya realza bastante el más mínimo gesto. La actuación, principalmente de Winslet y Foster, las dos esposas, acaba resultando falta de naturalidad en el contexto de una acción y un escenario realistas que no juegan al esperpento. El montaje que tiende al subrayado fácil tampoco ayuda mucho.

Ni qué decir que Yasmina Reza nos ofrece unos magníficos diálogos y una obra sólida en la que se acaban destapando los demonios internos que subyacen bajo el esforzado comportamiento civilizado de dos parejas burguesas y a los que nos hubiera agradado ver surgir más paulatinamente y con más sutileza. Se echa en falta, también, algo más de vitriolo, con lo que la conclusión es que esta película es teatro burgués para burgueses a los que no importa verse ridiculizados, porque no carecen de sentido del humor ni de la autocrítica. La sangre no llega al río y podemos volver a casa satisfechos y no incómodos, tras la visión de esta película, pues, aunque menor, la indudable maestría de todos sus hacedores nos ha permitido reírnos un poco de nosotros mismos y nuestros buenos propósitos por ser correctos.

VER TRAILER EN:








1 comentarios:

Eukeni dijo...

Muy buena cinta. Aunque eso si, es puro teatro !!!

Impresionantes actuaciones de los cuatro protagonistas, quizás como dicen Vladimir un poco sobrecargado la actuación de Foster, pero impecable. Se hace corta y te quedas con ganas de más carnaza.

Al final quizás se acelera un poco el desarrollo y se sube el tono demasiado rápido.

Hay que verla.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados