lunes, 25 de junio de 2012

30 AÑOS de BLADE RUNNER (Ridley Scott)



Blade Runner es una película de ciencia ficción estadounidense, dirigida por Ridley Scott, estrenada en 1982 y basada lejanamente en la novela de Philip K. Dick: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968). Se ha convertido en un clásico de la ciencia ficción y precursora del género cyberpunk. Obtuvo dos nominaciones a los Óscar.
La película transcurre en una versión distópica de la ciudad de Los Ángeles, EE.UU., durante el mes de noviembre de 2019.
El guión, escrito por Hampton Fancher y David Peoples, se inspira libremente en la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick. El reparto se compone de Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Edward James Olmos, M. Emmet Walsh, Daryl Hannah, William Sanderson, Brion James, Joe Turkel y Joanna Cassidy; el diseñador principal fue Syd Mead y la música original fue compuesta por Vangelis.



La película describe un futuro en el que seres fabricados a través de la ingeniería genética —a los que se denomina «replicantes»— son empleados en trabajos peligrosos y como esclavos en las «colonias exteriores» de la Tierra. Estos replicantes, fabricados por Tyrell Corporation para ser «más humanos que los humanos» —especialmente los modelos «Nexus-6»— se asemejan físicamente a los humanos (aunque tienen una mayor agilidad y fuerza física), pero carecen de la misma respuesta emocional y de empatía. Los replicantes fueron declarados ilegales en el planeta Tierra tras un sangriento motín ocurrido en el planeta Marte, donde trabajaban como esclavos. Un cuerpo especial de la policía —Blade Runners— se encarga de rastrear y matar (o «retirar» en términos de la propia policía) a los replicantes fugitivos que se encuentran en la Tierra. Con un grupo de replicantes suelto en Los Ángeles, un dubitativo Deckard es invocado desde su semirretiro para que use algo de «la vieja magia blade runner».
En principio, Blade Runner recibió críticas contradictorias de parte de la prensa especializada. Unos se mostraron confundidos y decepcionados de que no tuviese el ritmo narrativo que se esperaba de una película de acción, mientras otros apreciaban su complejidad temática. La película no obtuvo buenos resultados de taquilla en los cines norteamericanos, pero logró un gran éxito en el resto del mundo. La película se convirtió en la favorita de los cinéfilos y el mundo académico y ganó rápidamente el título de película de culto. Fue tal su éxito como cinta de alquiler en los videoclubes, éxito debido parcialmente a que la película se enriquecía al verla más de una vez, que se la eligió como una de las primeras películas en ser lanzadas en formato DVD. Blade Runner ha sido ampliamente aclamada como un clásico moderno por la ambientación lograda con sus efectos especiales y por adelantarse en plantear temas y preocupaciones fundamentales para el siglo XXI. Se la ha elogiado como una de las películas más influyentes de todos los tiempos, debido a su ambientación detallada y original, que sirve como un hito visual postmoderno con su descripción realista de un futuro en decadencia. Blade Runner también permitió poner a Philip K. Dick en la mira de Hollywood y desde entonces muchas películas se han inspirado en su obra literaria.

Producción Philip K. Dick falleció antes del estreno de la película, pero pudo ver una cinta de prueba de cuarenta minutos. El guión, escrito por Hampton Fancher, atrajo al productor Michael Deeley (quien aseguró financiación para el proyecto con varias fuentes, que más tarde resultaron problemáticas cuando una de ellas retrasó el lanzamiento de la edición especial de la película) y éste, a su vez, convenció al director Ridley Scott de crear su primera película en los EE.UU.; Scott estaba disconforme con el guión y solicitó a David Webb Peoples rescribirlo.
El título de la película viene de la novela The Bladerunner, de Alan E. Nourse, cuyo protagonista contrabandea instrumentos quirúrgicos en el mercado negro y de Bladerunner, A Movie (en algunas ediciones Blade Runner), un tratado de cine escrito por William S. Burroughs; pero más allá del título, ninguna de las obras antes mencionadas resulta relevante para la película. Fancher encontró casualmente una copia de Bladerunner, A Movie mientras Scott estaba buscando un título comercial para su película; a Scott le agradó el título, y obtuvo los derechos sobre él, pero no sobre la novela.
Blade Runner debe mucho a Metrópolis de Fritz Lang. Scott da crédito al cuadro Nighthawks, de Edward Hopper, y a la historieta breve The Long Tomorrow, escrita por Dan O'Bannon y dibujada por Moebius (alias de Jean Giraud), como fuentes estilísticas para la ambientación. Scott contrató a Syd Mead como artista conceptual, y ambos recibieron gran influencia de la revista francesa de ciencia ficción Métal Hurlant (Heavy Metal), en la que Moebius contribuía. Moebius recibió la oferta de trabajar en la preproducción de Blade Runner, a la cual declinó para poder trabajar con René Laloux en la película animada Les Maîtres du temps - decisión de la que Moebius más tarde se arrepentiría. Lawrence G. Paull (diseñador de producción) y David Snyder (director de arte) hicieron realidad los bocetos de Scott y Mead. Jim Burns trabajó brevemente en el diseño de los vehículos spinner; Douglas Trumbull y Richard Yuricich supervisaron los efectos especiales de la película.
Antes de que se iniciara la filmación de la película, Paul M. Sammon recibió el encargo de la revista Cinefantastique de escribir un artículo acerca de Blade Runner. Su detallada observación e investigación sirvieron para publicar, más tarde, el libro Future Noir: The Making of Blade Runner, conocido también como La Biblia de Blade Runner por los fanáticos de la película. El libro no sólo describe la evolución de Blade Runner, sino también las políticas y dificultades en el plató; particularmente respecto a las expectativas de Scott con su equipo de los EE.UU. (considerando que Scott es británico). Junto con lo anterior, su estilo como director de actores creó fricciones con el reparto, y contribuyó al posterior mutismo de Harrison Ford sobre la película.


Sinopsis En la ciudad de Los Ángeles, en noviembre de 2019, Rick Deckard (Harrison Ford) es llamado de su retiro cuando un Blade Runner excesivamente confiado —Holden (Morgan Paul)— recibe un tiro mientras llevaba a cabo la prueba Voight-Kampff a Leon (Brion James), un replicante fugitivo.
Deckard, dubitativo, se encuentra con Bryant (M. Emmet Walsh), su antiguo jefe, quien le informa que la reciente fuga de replicantes Nexus-6 es la peor hasta el momento. Bryant informa a Deckard acerca de los replicantes: Roy Batty (Rutger Hauer) es un comando, Leon es soldado y obrero, Zhora (Joanna Cassidy) es una trabajadora sexual entrenada como asesina y Pris (Daryl Hannah) un 'modelo básico de placer'. Bryant también le explica que el modelo Nexus-6 tiene una vida limitada a cuatro años como salvaguarda contra su desarrollo emocional inestable. Deckard es acompañado por Gaff (Edward James Olmos) a la Tyrell Corporation para comprobar que la prueba Voight-Kampff funciona con los modelos Nexus-6. Ahí, Deckard descubre que Rachael (Sean Young), la joven secretaria de Tyrell (Joe Turkel) es una replicante experimental, con recuerdos implantados que le permiten contar con una base emocional.
Deckard y Gaff allanan el apartamento de Leon mientras él y Roy obligan a Chew (James Hong), un diseñador genético de ojos, a que les envíe con J.F. Sebastian (William Sanderson), pues él les puede permitir llegar a Tyrell. Más tarde, Rachael visita a Deckard en su apartamento para probarle que ella es humana, pero huye llorando al enterarse que sus recuerdos son artificiales. Pris conoce a Sebastian y se aprovecha de su bondad para lograr entrar en su apartamento.
Las pistas encontradas en el apartamento de Leon llevan a Deckard al bar de Taffy Lewis (Hy Pyke), lugar en que la tatuada Zhora realiza su espectáculo con una serpiente. Zhora intenta desesperadamente huir de Deckard por las calles atestadas de gente, pero Deckard logra alcanzarla y la "retira". Tras el tiroteo, Gaff y Bryant aparecen e informan a Deckard que también hay que "retirar" a Rachael. Convenientemente, Deckard observa a Rachael a lo lejos pero, mientras la sigue, León le desarma repentinamente, y Deckard recibe una paliza. Rachael dispara a Leon, salvando la vida de Deckard y ambos se dirigen al apartamento de Rick, donde discuten las opciones que tiene Rachael. En un tranquilo instante de intimidad musical, ambos se empiezan a enamorar.
Entretanto, Roy llega al apartamento de Sebastian y se vale del encanto de Pris para convencer a Sebastian de ayudarle a reunirse con Tyrell. Ya en la habitación de Tyrell, Roy demanda que prolongue su vida y pide perdón por sus pecados. Al no ver satisfecha ninguna de sus solicitudes, Roy asesina a Tyrell y a Sebastian.
Deckard es enviado al apartamento de Sebastian después de los asesinatos. Allí, Pris le prepara una emboscada, aunque Deckard consigue dispararle tras una lucha. Roy regresa, atrapando a Deckard en el apartamento, y comienza a perseguirlo a través del edificio Bradbury hasta llegar al tejado. Deckard intenta escapar saltando a otro edificio quedando colgado de una viga. Roy cruza con facilidad y mira fijamente a Deckard — en el momento en que éste se desprende de la viga, Roy lo sujeta por la muñeca, salvándole la vida.
Roy se está deteriorando muy rápidamente (sus 4 años de vida se acaban), se sienta y relata con elocuencia los grandes momentos de su vida concluyendo: "Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir". Roy muere dejando escapar una paloma que tiene en sus manos, mientras que Deckard le mira en silencio. Gaff llega poco después, y marchándose, le grita a Deckard: "Lástima que ella no pueda vivir, pero ¿quién vive?".
Deckard regresa a su apartamento y entra con cuidado, cuando nota que la puerta está entreabierta. Allí encuentra a Rachael, viva. Mientras se van del lugar, Deckard encuentra un origami que ha dejado Gaff (señal de que se les ha permitido escapar). Finalmente, la pareja se dirige a un futuro incierto.
Temas A pesar de tener el aspecto de una película de acción, Blade Runner contiene un número inusualmente amplio de niveles dramáticos. Como obra del género cyberpunk le debe mucho al cine negro, pues contiene y explora convenciones tales como la mujer fatal, la narración en primera persona a lo Raymond Chandler (narración que no se encuentra en versiones posteriores) y la cuestionable perspectiva moral del héroe —extendido aquí para incluir el lado humano del personaje, así como la cinematografía oscura y sombría.
Es una de las películas de ciencia ficción mejor escritas que combina ambos géneros —pues abarca temas como la filosofía de la religión y las implicaciones éticas que conlleva el dominio de la ingeniería genética, dentro del contexto del drama clásico griego y sus nociones del hibris.
El mundo de Blade Runner representa un futuro cuya distancia ficticia de la actual realidad se ha reducido, la acción tiene lugar en el año 2019. La obra penetra en las implicaciones futuras de la tecnología en el ambiente y la sociedad, acercándose al pasado con el uso de la literatura, el simbolismo religioso, los temas dramáticos clásicos y el cine negro. Esta tensión entre pasado, presente y futuro es evidente en el futuro adaptado de Blade Runner, donde la alta tecnología resplandece en lugares, mientras que el resto es decadente y viejo.
En el filme se puede percibir un alto nivel de paranoia en la manifestación visual del poder de las transnacionales, la policía omnipresente, las luces de las sondas y en el poder sobre el individuo, representando particularmente por la programación genética de los replicantes. El control sobre el ambiente es observado a gran escala, pero también cuando los animales son creados como meros artículos. Este contexto opresivo clarifica por qué muchas personas se van a las colonias exteriores, un paralelismo con la migración al continente americano. Las predicciones populares de los años '80, donde Estados Unidos es sobrepasado económicamente por Japón, se reflejan en el dominio de la cultura y publicidad japonesa en la ciudad de Los Ángeles de 2019. También la película hace un uso intensivo de los ojos y las imágenes manipuladas, como llamadas de atención sobre la realidad y la capacidad de percibirla.
Todo esto proporciona una atmósfera de incertidumbre para el tema central de Blade Runner: examinar lo humano. Para descubrir a los replicantes, se utiliza una prueba de empatía (Test Voight-Kampff), con preguntas centradas en el tratamiento a los animales; esto funciona como indicador esencial de la "humanidad" de alguien. Los replicantes son retratados como personajes apáticos, y mientras que los humanos muestran pasiones y preocupaciones por otros, la masa de la humanidad en las calles es fría e impersonal. La película va tan lejos como para poner en duda la naturaleza de Deckard y obligar a la audiencia a reevaluar qué significa ser humano.




Reparto Blade Runner tuvo un número significativo de actores que, en aquel entonces, eran desconocidos:
  • Harrison Ford, como Rick Deckard. Recién llegado del éxito de Star Huaraz, y un año después de que Indiana Jones se estrenara, Ford buscaba un papel dramático. Después de que Steven Spielberg elogiase a Ford, Deeley y Scott consiguieron a Ford para la película. Debido a la pobre recepción inicial de Blade Runner y la fricción con Scott, Ford evita generalmente discutir sobre la película.
    • Rutger Hauer, como Roy Batty. Hauer dio una breve actuación como líder violento y complejo de los replicantes que no tiene nada que perder.
  • Sean Young, como Rachael. La imagen de la "perfección" femenina a los 22 años, Young todavía cuenta a Blade Runner como una de sus películas preferidas, a pesar de los roces con Ford y Scott debido a su inexperiencia y edad.
  • Edward James Olmos, como Gaff. Olmos utilizó su trasfondo étnico para ayudar a crear la "Interlingua" que su personaje usa durante la película. Esto, junto con su bastón, ayuda a crear un misterio alrededor de Gaff, cuyo papel no está claro mientras observa y comenta (con el uso de origamis) sobre Deckard.
  • Daryl Hannah, como Pris. Hannah pone en evidencia la inocencia peligrosa de una replicante enamorada de Roy Batty.
Actores secundarios:
  • Morgan Paull, como Holden. Holden no tenía muchas oportunidades contra el primer Nexus-6, sólo consigue desenfundar su arma y advertir a Deckard de los replicantes, mientras está hospitalizado, en una escena suprimida.
  • Brion James, como Leon Kowalski. Aunque a simple vista parece un replicante usado por su fuerza, Leon tenía cierta inteligencia intuitiva, que le permitió casi matar a Holden, torturar a Chew y atacar por sorpresa a Deckard.
  • M. Emmet Walsh, como el capitán Bryant. Walsh con el papel de un veterano policía bebedor, que le sirvió para aumentar su ya vasta reputación como actor dramático.
  • Joe Turkel, como el Dr. Eldon Tyrell. Con una voz penetrante, confiada y engrandecido sobre sí mismo, este magnate corporativo dirigía el avance científico y el desarrollo de los replicantes, creando una recreación gradual de la esclavitud.
  • James Hong, como Hannibal Chew. Un anciano genetista que ama su trabajo, especialmente la sintetización de ojos.
  • William Sanderson, como J.F. Sebastian, genio taciturno y solitario, representación compasiva pero realista de la humanidad.
Joanna Cassidy, como Zhora. En un breve tiempo, Cassidy transmite a una mujer fuerte que ha visto lo que la peor humanidad puede ofrecer, y cuya muerte impacta profundamente a Deckard.



Artículo destacado
Existe una versión en audio de este artículo. Haz clic aquí para saber más
Música La banda sonora de Blade Runner, compuesta por Vangelis, es una combinación melódica y oscura de la composición clásica y los sintetizadores futuristas que reflejan el futuro retro y de cine negro que Ridley Scott imaginó. Vangelis, recién galardonado con el Óscar por Chariots of Fire, compuso y ejecutó la música con sus sintetizadores, a la cual sólo se añade el saxo tenor del músico de jazz británico, Dick Morrissey, colaborador habitual de Vangelis. El paisaje musical de 2019 fue creado dentro del modo espacial de Vangelis en la música New Age, como en otros álbumes suyos.
A pesar de la buena acogida por parte del público y la crítica —nominada en 1983 al premio BAFTA y el Globo de Oro como mejor banda sonora original— y la promesa de un álbum con la banda sonora por parte de Polydor Records al final de los títulos de créditos, el lanzamiento de la grabación original se retrasó durante más de una década.
Hay dos publicaciones oficiales de la música de Blade Runner. A consecuencia de la carencia de un lanzamiento del disco, la New American Orchestra grabó una adaptación orquestal en 1982, con poca semejanza a la original. Algunos cortes de la película saldrían en 1989 a partir del recopilatorio Themes, pero no sería hasta la presentación del Director's Cut de 1992 cuando aparecerá una cantidad sustancial de la banda sonora.
Sin embargo, mientras la mayoría de las pistas del álbum eran de la película, había unas cuantas que Vangelis compuso, pero no fueron finalmente utilizadas y algunas nuevas piezas musicales. La mayoría no consideraban esto como una representación satisfactoria de la banda sonora.
Estos retrasos y las pobres reproducciones generaron una cantidad importante de bootlegs durante años. Una de esas cintas piratas apareció en 1982 en las convenciones de ciencia ficción y llegó a ser popular debido al retraso de la versión oficial. En 1993, Off World Music, Ltd. creó un CD pirata que resultaría más extenso que el disco oficial de Vangelis. Un disco de Gongo Records presentaba el mismo material, pero con una calidad de sonido algo mejor.
En 2003, otros dos bootlegs aparecieron, el Esper Edition, precedido por Los Ángeles — November 2019. El "Esper Edition" contenía dos discos combinando los temas oficiales, lo del disco de Gongo y los propios de la película. Finalmente, "2019" era una compilación, en un solo disco, que consistía en casi todos los sonidos ambientales de la película, junto algunos sonidos del juego de Westwood "Blade Runner".
Recepción
Blade Runner se estrenó en 1.290 salas de cine el 25 de junio de 1982. La fecha fue escogida por el productor Alan Ladd, Jr. porque sus anteriores grandes éxitos, Star Wars y Alien, tuvieron una fecha similar (el 25 de mayo) en 1977 y 1979 respectivamente. Sin embargo, la recaudación del primer fin de semana fue decepcionante, con sólo USD 6,15 millones, al igual que en el resto del mundo. Un importante factor de esta mala acogida por el público fue la coincidencia con el estreno de otra película: E. T.: El extraterrestre, estrenada el 11 de junio, dominando la taquilla en ese momento.
Los críticos de cine se dividieron entre los que opinaban que la historia estaba sujetada por los efectos especiales y que eso no era lo que el estudio había anunciado, mientras que otros aclamaron su complejidad.
Una crítica generalizada caía sobre su ritmo lento; hasta un crítico cinematográfico le cambió el título a Blade Crawler (crawler, que se arrastra). Roger Ebert elogió las representaciones visuales de Blade Runner, pero encontró escasa la historia humana. Ebert pensaba que el personaje poco convincente de Tyrell y la aparente falta de medios de seguridad que permitió a Roy asesinar a su creador eran ciertos problemas de trama. También creyó que la relación entre Deckard y Rachael parecía "existir más para el argumento que para ellos mismos".
Otros críticos han apuntado sin embargo que los efectos visuales sirven para crear un mundo deshumanizado donde resaltan los elementos humanos. Además, la relación entre Deckard y Rachael sería esencial para reafirmar la humanidad de ambos. En un episodio posterior de su programa, Ebert y Gene Siskel admitieron que estaban equivocados en sus reseñas iniciales, y que ellos mismos consideran la película como un clásico moderno.


4 comentarios:

Clemen Martín dijo...

wauuu!!esto es casi una tesis, genial quien se lo haya currado

Eukeni dijo...

La película se lo merece, esto y más.
Es un resumen de la wikipedia.
Si quieres añadir algo más tienes abierto el blog.

Cova dijo...

A mi se me siguen poniendo los vellos como escarpias con la secuencia final de Rutger Hauer en la lluvia

Eukeni dijo...

Pues ahora llega Prometheus, aunque llegar a los niveles de Blade Runner no es nada facil.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados