jueves, 13 de septiembre de 2012

THE DEEP BLUE SEA (Terence Davies)





















FICHA TÉCNICA
Título: The Deep Blue Sea
Dirección: Terence Davies
País: El Reino Unido
Reparto: Rachel Weisz , Tom Hiddleston , Simon Russell Beale, Ann Mitchell , Harry Hadden-Paton, Sarah Kants, Jolyon Coy
Guión: Terence Davies
Fotografía: Florian Hoffmeister
Sonido: Andrew Stirk, Chinna Boapeah, Gernot Fuhrmann, Paul Hanks, Robert Farr, Simon Trundle, Tim Barker
Maquillaje: Elizabeth Yianni-Georgiou, Sophia Knight
Vestuario: Amy Tapper, Eleanor Landgrebe Ruth Myers
Obra de teatro original: Terence Rattigan
Año: 2011
Duración: 98 min.
Género: Drama, Romance
Producción ejecutiva: Katherine Butler, Lisa Marie Russ



EL AMANTE DE LADY CHATTERLEY ATACA DE NUEVO (Por Cova)

No voy a decir, ni mucho menos, que sea la mejor película de la temporada, pero no por muy vista o sabida, deja de ser una  historia bien “trovata”, llena de detalles interesantes y el director consigue enganchar al espectador y meterle en esa atmósfera asfixiante de la que la prota (Rachel Weisz) intenta huir si bien lo único que consigue es caer en las brasas. ¡¡Angelito!!

El texto de Terence Rattigan, adaptado por Terence Davies, es potente, con personajes atrapados en  su historia, en su pasado y en su presente,  prisioneros de sí mismos en definitiva.  El único que parece escapar finalmente (¿Felizmente? ¿Injustamente?) es Freddy (Tom Hiddleston) el maltratador típico y tópico con el que el espectador no sabe si indignarse  o empatizar con él como con los demás.


No puedo dejar de mencionar a Mr. Miller (Karl Johnson) en sus dos brevísimas apariciones, envuelto en su batín ajado, respondiendo un ofendido y rotundo “NO” cada vez que le preguntan: “¿Es usted médico?” O a Mrs. Elton (Ann Mitchell), conmovedora hasta las lágrimas cuando suelta su parrafada: “Los jóvenes confunden el sexo, la pasión, con el amor. Pero el amor es limpiarle los orines a alguien y conseguir que no pierda su dignidad” (Hablo de memoria, así que perdón por la falta de exactitud).

Por último,  resaltar la “paradoja de Sir William” (Simon Russell Beale) que no entiende esa obsesión, esa locura que le ha dado su mujer sin darse cuenta de que él padece la misma enfermedad.


Si van a verla, por favor, en pantalla grande. Algunos cines ofrecen primeras y últimas sesiones a 6 €.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados