domingo, 10 de noviembre de 2013

"C A N Í B A L" de Manuel Martín Cuenca






F I C H A  T É C N I C A 
Título original: "Caníbal"
Dirección: Manuel Martín Cuenca
Guión: Manuel Martín Cuenca y Alejandro Hernández
Fotografía: Pau Esteve Birba
Montaje: Ángel Hernández Zoído
Intérpretes: Antonio de la Torre, Olimpia Melinte, Alfonsa Rosso
Duración: 117 minutos.

S I N O P S I S
Carlos es un prestigioso sastre de la ciudad de Granada. Es un hombre respetable y su vida transcurre del trabajo a casa y de casa al trabajo, pero oculta un secreto: es un caníbal. Asesina mujeres y se las come. Cuando Nina, una joven rumana, entra en su vida, Carlos sufre una conmoción. Nina está preocupada porque su hermana, vecina de nuestro sastre, ha desaparecido y Carlos se presta a ayudarla. 



                                          C  R  Í  T  I  C  A  S

"Para comerte mejor" por Cova
Espero que no me tomen por una sentimental si les digo que la película es de esas de cine español de buen ver. Ese que uno de nuestros innombrables ministros dice que no existe. En palabras del director (Manolo, por cierto, no me lo tomes a mal: por muy de Granada que seas,  lo del manto de la Virgen, no aporta nada): “lo más importante no era contar que el personaje es un caníbal, sino plantearse qué ocurriría si el diablo se enamorara”.  O lo que es lo mismo y aceptando al diablo como animal de compañía: ¿es el amor capaz de cambiar nuestro lado más oscuro? Ahí queda eso.


La película transcurre lentamente pero no podrán apartar la mirada de la pantalla. Eso sí, yo no la recomendaría ni a quienes esperen que la sangre salpique a los de la última fila ni a los que no sean capaces de  sufrir un poco (sólo un poco, se los juro), porque estarán en un ¡ay! desde el primer fotograma hasta el último. No por sobresaltos, que este gobierno nos tiene ya muy vacunados, sino por no saber si lo que tiene que pasar, pasará en el siguiente minuto o después.

Una recomendación de última hora: vean la película con alma de poeta y no de CSI para evitar que les empiecen a chirriar algunas cosas, como la historia de la ahogadita  (que no sabemos si es una cacería fallida o un intento de alejar a Nina) y su novio el atropellado.

En verdad que Antonio de la Torre está soberbio y además hay que ver lo bien que le sienta el traje. La duda que me corroe es si está para comérselo o para dejar que me coma.
“UN ANTROPÓFAGO ENAMORADO” por Vladimir Eisenstein

Lo primero que sorprende en “Caníbal” es encontrarse con una película clásica del neorrealismo español en su apartado ciudad de provincias (“Calle Mayor”, “La Tía Tula”…). Manuel Martín Cuenca consigue recrear en la Granada de hoy, aquella atmósfera gris y opresiva de la España del interior, sugiriendo quizás que no han cambiado las cosas tanto. Es una excelente elección para ambientar su desolador relato.



La lástima es que, con ésta y otras virtudes, ”Caníbal” se queda, sin embargo, a un paso solamente de ser una gran película. Ni qué decir que su protagonista, Antonio de la Torre, el actor del momento, está soberbio en su interpretación de antropófago enamorado. La trama argumental es excelente y su historia de amor apuesta por la intensidad emocional con muy buenas y trágicas cartas. Y no me parece mayor inconveniente que el significado del episodio del asesinato en la playa me resulte confuso o inverosímil, tampoco que, en algunos momentos, la película se demore.


Sospecho que “Caníbal” no llega a subir ese peldaño que le falta a causa de la coprotagonista Olimpia Melinte que afronta un papel muy difícil y que no consigue dar la réplica adecuada a De la Torre, pese a su meritoria entrega. O quizás sea que, entre tan extraña pareja, no acaba de surgir la peculiar química necesaria. Esto resta intensidad lírica a un final que debería dejarnos estremecidos. 

Con todo, “Caníbal” es un excelente logro y una obra de una solidez y rigor ejemplares.  



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados