jueves, 23 de octubre de 2014

Perdida (2014) David Fincher



Título original: Gone Girl
Año: 2014
Duración: 149 min.
País: Estados Unidos
Director: David Fincher
Guión: Gillian Flynn (Libro: Gillian Flynn)
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Fotografía: Jeff Cronenweth
Reparto: Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris, Tyler Perry, Kim Dickens, Patrick Fugit, Carrie Coon, Missi Pyle, Kathleen Rose Perkins, Scoot McNairy, Sela Ward, Emily Ratajkowski, Lee Norris, Casey Wilson, Lyn Quinn, Lola Kirke, David Clennon, Lola Kirke
Productora: 20th Century Fox / New Regency
Género: Intriga. Thriller | Secuestros / Desapariciones

Web oficial: http://www.perdidalapelicula.es

Sinopsis: El día de su quinto aniversario de boda, Nick Dunne (Ben Affleck) informa que su esposa Amy (Rosamund Pike) ha desaparecido misteriosamente. Pero pronto la presión policial y mediática hace que el retrato de felicidad doméstica que ofrece Nick empiece a tambalearse. Además, su extraña conducta lo convierte en sospechoso, y todo el mundo comienza a preguntase si Nick mató a su esposa... Adaptación del best-seller "Perdida", de Gillian Flynn. (FILMAFFINITY)


¿Extrañas lo que pierdes?

Eche a suertes el ir a verla.
Gane.
David Fincher, en este film otra vez nos da mil vueltas de tuerca. Es subir y bajar como en una noria.
Crea una cinta magistral basándose en el libro de Gillian Flynn, guionista también del thriller.
Inicia con un parecido a “Frénetico” de Polanski y se va convirtiendo en una comedia negra, casi como si fuese una obra de Hitchcock, al que no le desmerece en ningún momento.
Perfecta visualmente y narrativa impecable.

Juega con el desamor, los agravios de los medios de comunicación, profundizando de una manera impresionante  e insólita.
Toca la cultura americana pudiendo herir alguna sensibilidad.
Con una duración de dos horas y media. ¿Os asustáis?, no, es increíble lo corto que se hace. Incluso querrías volver a verla.
Me sorprendió el lleno en la sala, y las caras de todos al abandonarla en el más absoluto silencio.
Nick (Ben Affleck) soso, insípido, le viene al actor como anillo al dedo.
Amy (Rosamund Pike) impresionante, borda cada segundo el papel, sensual. Atractiva, Amy es Amy.
Giros finales impresionantes, que nos mantienen atados a la butaca, y sin pestañear, para no perdernos eso que este director sabe hacer tan bien, ningún detalle.
No aburre, él no sabe lo que es eso, y encadena cada escena, sin diálogos aburridos, ni grandes descripciones sobre el matrimonio como harían otros, con una fotografía brillante ( Jeff Cronenweth) para que no nos despistemos, creando un personaje maléfico, perverso, manipulador.
No cuento nada, los spoilers sobran. No os gustaría leerlos.
Mejor, venga ¡Al cine! Merece la pena estas dos horas y media de cinta.

1 comentarios:

Aguas ciempozuelos dijo...

Pues casi por obligación he visto la cinta y me ha sorprendido mucho y muy bien, una buena película que no deja de sorprender y de hacernos pensar sobre todo en que las apariencias nunca son lo que creemos que son.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados