lunes, 6 de abril de 2015

Hacia rutas salvajes (2007) Sean Penn

Rafael S. Maroto




Título original: Into the Wild
Año: 2007
Duración: 150 min.
País: Estados Unidos
Director: Sean Penn
Guión: Sean Penn (Libro: Jon Krakauer)
Música: Michael Brook, Eddie Vedder, Kaki King (Canciones: Eddie Vedder)
Fotografía: Eric Gautier
Reparto: Emile Hirsch, Marcia Gay Harden, William Hurt, Jena Malone, Brian Dierker, Vince Vaughn, Kristen Stewart, Catherine Keener, Hal Holbrook, Thure Lindhardt, Signe Egholm Olsen, Zach Galifianakis, Haley Ramm, R.D. Call
Productora: Paramount Vantage / River Road Entertainment
Género: Aventuras. Drama | Basado en hechos reales. Años 90. Naturaleza. Supervivencia. Road Movie. Cine independiente USA

Sinopsis:
A principios de los años noventa, el joven e idealista Christopher McCandless (Emile Hirsch), adopta el nombre de Alexander Supertramp, deja sus posesiones y sus ahorros a la beneficencia y abandona el mundo civilizado con rumbo a la salvaje Alaska para entrar en contacto con la Naturaleza y descubrir el verdadero sentido de la vida. Adaptación del best-seller de Jon Krakauer, basado en las notas del diario de McCandless. (FILMAFFINITY)

Premios:
2007: 2 nominaciones al Oscar: Mejor actor de reparto (Hal Holbrook), montaje
2007: Globo de Oro: Mejor canción original. 2 nominaciones
2008: Premios César: Nominada a Mejor película extranjera
2007: National Board of Review: Mejor actor revelación (Hirsch), 10 mejores películas
2007: Asociación de Críticos de Los Angeles: Finalista a mejor actor sec. (Hal Holbrook)
2007: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores películas del año
2007: 7 nominaciones Critics' Choice Awards, incluyendo mejor película, director y actor
2007: Asociación de Críticos de Chicago: 2 Nominaciones



SER FUERTES O SENTIRSE FUERTES
HACIA RUTAS SALVAJES



Ser fuerte es sinónimo de enérgico, intenso, robusto, pero como dice Christopher McCandless:  es mejor sentirse fuertes, que invariablemente tiene mucho que ver con personas de todas las edades y de cualquier etnia con sus circunstancias. Nunca sabemos la fuerza que guardamos al otro lado de la razón, hasta que por una circunstancia de vital importancia nos derriban el muro o nos desmontan la paz familiar con violencia, entonces descubrimos el temperamento feroz que se escondía en nuestras venas y que hiere o mata al más puro estilo bárbaro.

La película HACIA RUTAS SALVAJES, inspirada en el libro: INTO THE WILD,  de Jon Krakauer, escrito en 1996, está basada en los viajes de Christopher McCandless a través de Norte América. Un joven con las ideas muy claras y quizás harto de comprobar en sus padres la realidad de la esclavitud moderna, cómo y de qué manera vamos internándonos en una sociedad cada vez más compleja y acaparadora de un  tiempo que perdemos, un tiempo no vivido por culpa de los sueños engañosos del poder adquisitivo como tarjeta de identidad. Sintiéndonos eficaces, acabamos siendo sometidos por los bancos, convertidos en simples servidores del capital, consiguiendo que se enriquezcan cada vez más las empresas que nos convencen para un nuevo coche, una casa más grande, el día del padre, de la madre, las rebajas y las tretas que nos hacen comprar sin necesidad por un consumismo enfermizo que nos debilita la inteligencia.
Christopher se negó a que le trazasen su ruta de antemano, se negó a aceptar un rumbo  de plástico, aséptico al resto del mundo para convertirse en un triunfador. ¿Qué o quién es un triunfador? Es todo tan relativo como los colores, hay para todos los gustos. Hipotecarnos tiene remedio, se trata de emprender una nueva vida, como expresa Fray Luis de León en los primeros versos de su oda: Vida Retirada.

Qué descansada vida / la del que huye del mundanal ruido / y sigue la escondida / senda por donde han ido / los pocos sabios que en el mundo han sido.

Siempre tenemos una excusa para continuar con el legado familiar y no salir del calor humano que nos brindan nuestros padres, hermanos y amigos. Las ciudades crecen y se muestran irresistibles por sus millones de ofertas, sus promesas inverosímiles, placeres ocultos entre las sombras de las luces de neón, que se apagan y encienden como nuestras ilusiones y proyectos imposibles.
Christopher dijo: Si quieres algo en la vida, ve a por ello. El padre se hubiera sentido muy orgulloso en caso de que su hijo se hubiera puesto de su lado y seguido sus pasos. Pero había unas rutas salvajes que le llamaban sin remisión. En los primeros instantes de la película se puede apreciar claramente la alergia que le produce la sociedad de consumo, intuyendo que acabaría perdiendo el Norte que buscaba. Vivir por vivir en estado puro para entender el aire, buscar los sonidos de los valles y montañas, con la sola intención de descubrir de qué materia está hecha el alma humana y el de la naturaleza. Ser fuerte o sentirse fuerte, es también la teoría de la utopía, una cuestión de conducta de las nuevas generaciones, donde no pocos jóvenes abandonan los estudios y  se refugian desde el odio y el rechazo, en bandas callejeras y con la confusión, acaban por ignorar el valioso sentido del Norte magnético. 



HACIA RUTAS SALVAJES nos muestra el verdadero calvario de la identidad, el resultado de que la fuerza de personalidad aplicada a la soledad, da como resultado una recompensa ambigua, un sí pero no, una tonelada de preguntas que se dosifican en un diario y que encuentran su respuesta en un pensamiento definitivo y exacto, justo en lo que Christopher suscribe al final del cuaderno con las últimas fuerzas y que debe servirnos para meditar en esa suerte que tenemos, que por convivir con ella, no lo apreciamos  con la insistencia que deberíamos. Hemos de exigirnos ser más sensibles y precisos con los sentimientos. Un abrazo o un beso cuando alguien no se lo espera, es también un regalo de la naturaleza, son frutos de nuestra cultura, del árbol que somos,  que debemos regar diariamente con mucho cariño o se secará de pena, o de esa soledad que invoca a la derrota después de tanto esfuerzo.
Definitivamente sentirse fuerte, es genérico y en el fondo está lleno de belleza, ya que incluye todas las edades, y nos predispone a vencer cualquier enfermedad o meta.
Gracias Christopher por tus enseñanzas, has conseguido que durante un instante, me escuche a mí mismo. Me has hecho sentir y recordar que sigo vivo y que estoy bien. Todo un privilegio en esta época de prisas y ruidos. Porque la felicidad sólo es completa, cuando… .

                                                                                         


3 comentarios:

Eukeni Uriarte dijo...

Ya estoy deseando ver la película, Rafa me encantan tus criticas y tu manera de ser. Gracias !!!!!!!

Gema dijo...

Me encanta esta película, tanto como leerte. Eres un mago de las letras.Tu crítica nos transporta a las escenas y nos hace sentir un mar de emociones. Gracias por tus textos. Eres genial.

Eukeni Uriarte dijo...

Por fin he podido verla y me ha encantado Rafa. Estupenda fotografía de Eric Gautier, estupenda interpretación de Emile Hirsch. Lo peor es el desenlace a mi entender.

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados