jueves, 25 de agosto de 2016

La novia (2015) Paula Ortiz - Crítica II

 Rafael Sánchez Maroto




LA NOVIA


He tenido que esperar a que se asiente el polvo sobre la tierra yerma, y si tengo que volver a ver la película, es porque no consigo evitar el agua de mis ojos, y con el parpadeo, perdono imágenes que se pierden en milésimas de versos, briznas de una belleza con formas y rarezas escondidas entre las palabras, que van y vienen con el filo de las navajas y susurros de fantasmas, que tanto dicen en los silencios cortos de un caballo negro de muerte y acero. Cristales sin esperanza reventando por el cielo, en una guerra que viene de lejos, aunque la muerte siempre esté cerca, al acecho y roja, como apretando heridas en un aire que quema las noches de coplas y lunas llenas, como los labios de LA NOVIA; sus ojos negros llegan hasta sentir su brillo, arrestándonos contra el asiento, y gritamos adivinando el desenlace en nuestras retinas, en nuestros dedos apretados, para no soñar más tarde con un alba en el desierto de nuestro propio pecho acribillado.



Las mujeres de Federico García Lorca no dejan impasibles al sol, le ponen nombre a las sombras, y claras como la escarcha, susurran amenazas que hielan y aman desde dentro, desde un alma que vamos conociendo a medida que nos vamos enamorando de quien no debemos, como si al soñar desde esas Bodas de Sangre, nos leyeran el pensamiento y tuviéramos que acabar de ver la celebración frustrada, dando cuentas a los familiares perdidos en ese tiempo, como si fuéramos testigos de un amor prohibido y lo aprobásemos con una tonelada de miedo, a cambio de sentir durante un instante tanto dolor, como pueda aportar un fuego repartido entre unos besos que huelen a tierra, como dice el poema: 

 … Que yo no tengo la culpa, que la culpa es de la tierra 
y de ese olor que te sale de los pechos y las trenzas-.

Federico, ochenta años después, nos sigue por el aire como una brizna de hierba.

 

 

                                                                            


NOTA: Los datos de la película están en el post de la critica anterior de Eukeni Uriarte  

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en enCINErados

enCINErados